Dolencias

Cervicales, dorsales, lumbares...

Fisioterapia actual

El ritmo de vida que llevamos actualmente ha hecho que la figura del fisioterapeuta esté cada vez más presente y que éste sea uno de los servicios sanitarios más solicitados.

A continuación, vamos a hablar de las lesiones y molestias que afectan a la población en general, hombres y mujeres de diferentes edades, en las que la fisioterapia puede ser muy útil.

Causas más frecuentes por las que la gente acude al fisio

Por un lado, muchos puestos de trabajo y tareas cotidianas reúnen 2 ingredientes que determinan la aparición de ciertas dolencias: las posturas incorrectas (bien por ser mantenidas muchas horas al día o bien por realizar sobreesfuerzos o gestos repetitivos) y el estrés. Esta combinación genera muchas veces la aparición de dolores musculares y/o articulares. Los más frecuentes son: cervicalgias (dolor de cuello), lumbalgias (dolor en la parte baja de la espalda), contracturas y tendinopatías (tendinitis y tendinosis).

También son cada vez más frecuentes los problemas relacionados con la articulación temporo-mandibular (atm) debido a la alta incidencia del bruxismo.

Cervicales

La cervicalgia, dolor cervical o dolor de cuello puede variar en intensidad y en características. A veces conlleva una limitación de movimientos del cuello. En muchas ocasiones provoca dolor de cabeza (cefalea tensional) o incluso mareos y vértigo.

También puede irradiar a los brazos y hasta los dedos de la mano en forma de dolor, de molestos hormigueos o incluso pérdida de fuerza. Este cuadro es conocido como cervicobraquialgia.

Las causas son diversas y son las que determinan el tipo y la intensidad del dolor.

Desde las más leves tensiones musculares, hasta las lesiones de disco (protusiones y hernias discales), pasando por artrosis vertebral.

Lumbares

Otra de las dolencias más frecuentes es la lumbalgia o lumbago (dolor en la región lumbar o parte más baja de la espalda). Al igual que en la zona cervical, las causas son variadas y por lo tanto también la intensidad y tipo de dolor y las limitaciones que puede generar.

Una de las lesiones más comunes asociada a la región lumbar es la ciatalgia o ciática. Se trata de una afectación del nervio ciático, al verse comprimido e irritado al comienzo de su largo recorrido. Los síntomas son dolor, hormigueo y debilidad por toda la zona de influencia de dicho nervio, es decir, desde la zona lumbar bajando por la zona glútea y parte posterior del muslo hasta la pierna y el pie.

También es muy común el síndrome del piramidal, que puede confundirse con la citada lesión del nervio ciático porque comparten algunos síntomas. El piramidal es un músculo situado en la región glútea a nivel profundo. Debido a su localización, cuando está acortado, espasmado o tenso, puede a su vez comprimir al nervio ciático y causar síntomas muy similares a la ciatalgia de origen lumbar.

Contracturas

En cuanto a las contracturas musculares de origen postural e influenciadas por el estrés, el más afectado es el músculo trapecio. Este músculo abarca desde la base del cráneo hasta la zona dorsal llegando también a clavícula y escápula. Las contracturas en el trapecio se localizan generalmente en su región superior (cuello y hombros).

Tendones

Las tendinopatías o lesiones de tendón (tendinitis y tendinosis) también son problemas por los que cada vez más gente visita al fisioterapeuta. No sólo se presentan en deportistas sino también en personas que no practican deporte, debido a los hábitos posturales y a los movimientos repetitivos que requieren algunos trabajos y actividades diarias. Las tendinitis (lesión aguda o reciente) y tendinosis (lesión crónica o de larga evolución) más frecuentes (al margen de lo deportivo) se encuentran en el hombro (manguito de los rotadores) y en el codo (codo de tenista o epicondilitis).

ATM

Por otro lado, tenemos las molestias y disfunciones relacionadas con la articulación temporo-mandibular (atm). En algunos casos el problema aparece a nivel de los ligamentos o del menisco de la propia articulación, causando molestos chasquidos o enganchones al masticar. Pero aún más frecuentes son los problemas derivados del bruxismo.

El bruxismo es un hábito involuntario que consiste en apretar y/o rechinar los dientes, generalmente durante el sueño. Ésta práctica inconsciente tiene varias consecuencias también muy molestas: dolor en la mandíbula y desgaste en los dientes son las más evidentes, pero también es causante de cefaleas tensionales y repercute negativamente en el cuello.

Soluciones en Tina Fisioterapia

En Tina Fisioterapia contamos con 15 años de experiencia para solucionar todas estas lesiones, disfunciones y molestias. La fisioterapia puede resolver eficazmente estos problemas, y además lo hace mediante tratamientos seguros e inocuos. Recordemos que el fisioterapeuta es un profesional de la salud, con formación universitaria y colegiación oficial.

En primer lugar, valoramos el alcance de la lesión así como las características personales de cada paciente. También es muy importante intentar corregir la causa para evitar que el problema persista o se repita. Y siempre asesoramos al paciente indicándole qué gestos debe evitar, qué ejercicios pueden ayudar en la recuperación, etc.

Puesto que cada lesión en cada persona tiene unas particularidades distintas, disponemos de un amplio abanico de técnicas, seguimos incorporando las más novedosas y sabemos aplicar la más adecuada.

Entre las más convencionales, no por ello menos eficaces, tenemos el masaje en todas sus variantes, los ultrasonidos y la electroterapia analgésica. Otras técnicas combinan aplicación manual e instrumental como los ganchos (fibrolisis diacutánea) o las ventosas.

Y finalmente, entre las terapias más revolucionarias dentro de la fisioterapia, contamos con las llamadas técnicas invasivas como la punción seca o la galvanización intratisular.

El masaje es una maniobra que generalmente se aplica presionando manualmente sobre los tejidos blandos del cuerpo (piel, músculo, tendón, ligamento, etc). Ahora bien, existe multitud de formas de aplicarlo según la estructura a tratar y según el objetivo a conseguir.

Quizás el tipo de masaje más utilizado es el masaje descontracturante, que consiste en diferentes formas de presión manual moderada sobre músculos que están excesivamente tensos o contracturados. A veces utilizamos instrumentos para potenciar los efectos del masaje manual. Por ejemplo, es muy interesante el masaje con ventosas: indoloro y muy efectivo. El masaje descontracturante es un tratamiento agradable física y mentalmente, y sus beneficios son innegables.

Además de relajar los músculos, uno de los principales beneficios del masaje es la mejora de la circulación sanguínea y linfática. Existen masajes específicos para cada uno de estos sistemas circulatorios.

Un tipo de masaje muy distinto a los anteriores es el masaje transverso profundo o cyriax, que se aplica friccionando transversal y repetitivamente la estructura dañada, generalmente tendones y ligamentos. Esta maniobra dura pocos minutos pero consigue aumentar el aporte sanguíneo así como reorganizar las fibras para mejorar la recuperación.

En la misma línea de tratamiento que el cyriax pero más compleja es la técnica de los ganchos o fibrolisis diacutánea. En ella utilizamos unos ganchos metálicos para liberar adherencias o corpúsculos fibrosos que se generan entre los músculos y la fascia y generan dolor y pérdida de movilidad.

El síndrome miofascial es un cuadro de dolor muscular causado por un punto gatillo que se encuentra dentro de una banda tensa. La estimulación del punto gatillo mediante presión provoca un dolor local intenso y con frecuencia irradia a su zona de influencia.

En Tina fisioterapia tratamos eficazmente esta lesión. La técnica de fisioterapia por excelencia para eliminar el síndrome miofascial es la punción seca. Consiste en estimular el punto gatillo causante del dolor con una aguja de acupuntura. Esta maniobra provoca unos pequeños espasmos musculares y resulta un poco molesta para el paciente, pero en pocos días y con muy pocas sesiones los resultados son extraordinarios. Es por ello que la punción seca es una de las técnicas más demandadas en fisioterapia.

Otra técnica que también utiliza agujas de acupuntura y que también tiene resultados muy favorables es la galvanización intratisular (conocida popularmente como EPI y EPTE). Esta terapia tiene efectos regeneradores sobre el tejido dañado y es útil en infinidad de lesiones, especialmente en tendones. En este caso la aguja no actúa sólo mecánicamente como en la punción seca sino que la utilizamos para hacer llegar una corriente galvánica, la cual aplicada con la intensidad y tiempo adecuados es capaz de producir efectos regeneradores.

Vila-real


C/ PABLO DE SANTO LEOCADIO, 6B

Ver en Google Maps
GPS: lat 39.94275 lon -0.08960

Horario


CITA PREVIA

De lunes a viernes de 9h a 19.30h

Cómo llegar a Tina Fisio desde las distintas localidades:
Desde Castellón | Desde Almazora | Desde Alquerias | Desde Burriana | Desde Onda | Desde Benicasim | Desde La Plana Alta